¿Qué es la radioterapia?

Es el uso de radiación para tratar el cáncer. Existen diferentes tipos de radiación, como los Rayos X, en los cuales se usa radiación a mínima dosis, a diferencia de la radioterapia, donde se emplean dosis mucho más elevadas.

¿Cómo funciona la radioterapia?

Todos estamos constituidos por billones de células normales y sanas. El cáncer comienza cuando alguna célula normal sufre algún tipo de mutación y se convierte en célula cancerosa. Luego ésta se duplica hasta formar un tumor. Si el cáncer no es tratado, puede formar más tumores y propagarse a otras partes del cuerpo. La radioterapia se usa para matar las células cancerosas.

Un equipo especial envía altas dosis de radiación a las células del tumor, logrando impedir su crecimiento y reproducción. La radiación puede también afectar a las células sanas y normales alrededor del tumor, logrando que las células normales puedan repararse a sí mismas mientras que las del tumor, no. Dependiendo del caso de cada paciente, la radioterapia puede ser el único tratamiento necesario para tratar el cáncer, mientras que en otras ocasiones puede ser parte del tratamiento (cirugía, quimioterapia, etc.).

Algunas veces la radiación puede curar el cáncer, mientras que en otras ocasiones puede que el objetivo sea frenar su crecimiento o reducir las molestias, y por tanto mejorar la calidad de vida de las personas. A diferencia de la quimioterapia, el cuál es un tratamiento sistémico (es decir para atacar a las células tumorales que pueden estar en el cuerpo entero), la radioterapia es un tratamiento contra el tumor solamente, es decir, es un tratamiento local, que afecta solamente la parte del cuerpo tratada.

En Clínica Delgado contamos con un acelerador lineal modelo Infinity, una tecnología a la vanguardia mundial, que contiene más de 140 láminas para dar tratamiento con rayos x de una manera mucho más conformada y modulando la tasa de dosis, es decir centrándonos en el target (en este caso el tumor) y protegiendo mucho más los órganos de riesgo que se encuentran alrededor del mismo, (pilar importante para obtener una mejor calidad de vida del paciente), permitiéndonos incluso alcanzar en algunos casos, dosis de radiación más altas que en el pasado, con el objetivo primordial de obtener un mejor control local y por lo tanto mejorar la supervivencia de los pacientes, con una mejor calidad de vida. Este modelo no solamente nos permite obtener mejores resultados, sino también dar un tratamiento con alta seguridad y con los más altos estándares de control de calidad.

Adicionalmente contamos con un equipo de última generación de braquiterapia de alta tasa de dosis. Un tratamiento que se entrega a corta distancia, es decir, directamente a la zona donde se desea entregar una gran dosis de radiación, en un tiempo corto (de una sola sesión a 3-5, dependiendo del caso), con unas tasas de control local mucho más altas y con una mayor protección a los órganos de riesgo.

Este equipo puede ser usado tanto para cáncer de cérvix, como de endometrio, cáncer de próstata, cáncer de nasofaringe, e incluso tumores intrabronquiales, tumores de esófago, entre otros, ya sea como complemento del tratamiento de radioterapia externa o como tratamiento único, adyuvante o paliativo.

¿Cómo es administrada la radioterapia?

Puede administrarse de dos maneras: desde una máquina externamente a su cuerpo y / o desde un objeto introducido en el cuerpo. Algunas personas reciben la radiación de ambas formas. La radiación que proviene de una fuente externa al cuerpo se le conoce como radioterapia de rayos externos o radiación externa (debido a que la radiación proviene de una fuente afuera del cuerpo). La radioterapia en la que se coloca una fuente radioactiva dentro del cuerpo se conoce como radioterapia de rayos internos o radioterapia interna (debido a que la radiación proviene de una fuente dentro del cuerpo). Este tipo de tratamiento permite administrar grandes dosis de radiación a las células cancerosas. La fuente radioactiva, la cual puede asemejarse a un pequeño alambre o semilla, se conoce como implante. El implante se coloca dentro del cerca del tumor, y la radiación se desplaza a través de una distancia muy corta solamente. Los implantes son retirados luego de un tiempo de haber sido administrada la radiación.

Efectos secundarios de la radioterapia

Algunas personas no experimentan ninguna molestia durante el tratamiento, otras si lo presentan. Los efectos más comunes son:

  • Sensación de mucho cansancio (fatiga)
  • Cambios en la piel
  • Falta de apetito

Otros efectos secundarios que podría tener están asociados a la zona del cuerpo donde está siendo tratada. Por ejemplo, si está recibiendo tratamiento en la cabeza y cuello, podría experimentar, sequedad de cavidad oral, irritación de la mucosa oral, irritación de la garganta, entre otros. En cambio si ud. recibe la radioterapia en otra región del cuerpo, por ejemplo mama, la principal molestia podría ser irritación de la piel, como una erisipela por estar expuesto uno al sol. La mayoría de efectos secundarios desaparecen con el tiempo, y siempre hay medidas que se pueden tomar, las cuales pueden hacer que sienta mejor y pueda sobre todo tolerar mejor el tratamiento. Notifique al médico, tecnólogo médico, cualquier efecto secundario que tenga, de manera que se le pueda ayudar con ello.

radioterapia
SONY DSC