RADIOLOGÍA iNTERVENCIONISTA

Introducción

Contamos con un Staff Médico (RCS) capacitado para realizar procedimientos diagnósticos y terapéuticos guiados con imágenes.Se utiliza la fluoroscopía, ultrasonografía y tomografía computada para acceder a los órganos a estudiar o tratar.

La radiología intervencionista trata de mejorar la atención al paciente al acceder a órganos sin tener que hacer cortes o disecciones. Por medio de agujas y catéteres y guiados por imágenes se realizan tratamientos con tiempos de recuperación mínimos. La radiología intervencionista es el equivalente de la cirugía laparoscópica, al disminuir el tiempo de recuperación y las complicaciones y en muchos casos también el costo.

Procedimientos

Podemos hacer procedimientos en distintas partes del cuerpo.

  • Biopsia
    En la mayoría de casos cuando se encuentra un hallazgo indeterminado que podría representar un cáncer se recomienda realizar una biopsia. Esto significa sacar un pequeño pedazo de tejido para que pueda ser estudiado por el patólogo. Este nos podrá decir si se trata de un cáncer o una tumoración benigna. Hoy en día no se debería de operar una masa solo para saber su diagnóstico (algunas excepciones son el cerebro, el testículo y ovario donde no se recomienda realizar biopsia).
    Se puede realizar biopsias de casi todos los órganos con guía por ultrasonido o tomografía.
    En algunos casos hay riesgo de dejar tejido en el tracto de biopsia. Este riesgo es menor al 1% en la mayoría de los casos, recomendamos hablar con su médico para que le explique el riesgo puntual en cada caso.
  • Drenaje
    Las colecciones diagnosticadas de acuerdo a la etiología se deben drenar. El tratamiento habitual era quirúrgico: hacer un corte, lavar y dejar un drenaje. Por medio de la radiología intervencionista, podemos llegar hasta colecciones de muy difícil acceso y dejar un catéter para hacer lavados, este catéter queda por unos días y es retirado con técnicas especiales quedando en el paciente sólo una pequeña marca. El drenaje de colecciones por medio de la radiología intervencionista tiene menos riesgos que el drenaje quirúrgico en la mayoría de los casos, menor cómodo y resulta en menor tiempo de recuperación. Es muy apreciado por los colegas médicos y por los pacientes.
  • Drenaje Biliar
    En casos de obstrucción al libre flujo de la bilis en el hígado y las vías biliares esta debe de ser resuelta. Hay múltiples métodos de liberar zonas de obstrucción al drenaje normal de la bilis. En algunos casos se recomienda el drenaje percutáneo usando la ecografía y fluoroscopía. Aplica en pacientes con ictericia obstructiva benigna o maligna si no hay una entrada retrógrada CPRE viable. Adicionalmente en pacientes con patología vesical que requiera de cirugía de urgencia pero tenga un alto riesgo quirúrgico, podemos colocar un catéterde colecistostomía percutánea drenando la vesícula biliar y desinflamando la región dándole al paciente la posibilidad de una cirugía electiva con una menor morbilidad y mortalidad.
  • Acceesos Venenosos
    En pacientes de difícil acceso venoso, historia previa de estenosis, intentos fallidos multiplesde abordaje, obesos entre otros se puede dar un acceso venoso por radiología intervencionista. Esto incluye catéteres tunelizados para tratamiento de larga data (PICC lines, permcaths, puertos venosos, vías para NPT).
  • Extracción de cuerpos extraños
    En ocasiones hay pacientes con fragmentos de catéteres antiguos u otros dispositivos, por el flujo sanguíneo pueden migrar al corazón y a las arterias pulmonares. Con el tiempo pueden infectarse y traer problemas por lo que es recomendable su retiro. En antaño se abría el tórax para llegar a ellos, hoy en día con técnicas de cateterismo podemos quitarlas del torrente sanguíneo sin mayores inconvenientes.
  • Arteriografías diagnósticas:
    Permiten una cirugía planificada en caso de ser necesario, damos al cirujano un mapa quirúrgico y le permite una menor morbilidad.
  • Arteriografías terapéuticas:
    Por medio de la radiología intervencionista se pueden abrir vasos sangioneos, realizando angioplastias y stents. Crear nuevos conductos sanguíneos como el TIPS que es un tratamiento paleativo de alta efectividad en la cirrosis con hipertensión portal. Embolizarlesionesprequirúrgica para disminuir el sangrado y facilitando el acto quirúrgico. Embolizarlesiónes para su tratamiento definitivo como aneurismas, malformaciones vasculares, entre otras patologías.
  • Embolización de arterias uterinas:
    Un procedimiento muy solicitado hoy en día es la embolización de las arterias uterinas como medida terapéuticapara la miomatosis uterina (miomas, leiomiomas, fibromas, fibromiomas o fibroides). También puede ser usada para preservar al útero en casos de hemorragias post parto o cesárea, malformaciones vasculares otumores inoperables sangrantes.
    Mediante una punción pequeña en la ingle, accedemos a las arterias uterinas y procedemos a la embolización con microesferas calibradas, logrando así el tratamiento definitivo en Mujeres con miomatosis y alto riesgo quirúrgico, cirugías previas con recidiva de los miomas, síndrome adherencial inminente, hemoglobina muy baja, contraindicaciones religiosas a la transfusión, miedo, fobias o renuencia a la cirugía. Casi todas las pacientes se pueden embolizar y la evolución suele ser muy favorable.
  • Embolización de arterias protáticas para la hipertrofia prostática benigna
    Otro examen que va tomando posición a nivel mundial y ya está siendo solicitado por los urólogos es la embolización de arterias protáticas para la hipertrofia prostática benigna. El principio es similar al de la contraparte femenina (embolización de arterias uterinas). En la hipertrofia prostática benigna hay dos problemas uno es la uropatía obstructiva vesical por una estenosis de la uretra por la hipertrofia endoluminal y la otra es la uropatía obstructiva alta por la elevación y compresión de los meatos ureterales, resultando en una pielocaliectasia que puede llegar a hidronefrosis. La embolización es una herramienta más para el tratamiento de la hipertrófia prostática benigna. Se devasculariza a la próstata causando hipotrofia, logrado aliviar los síntomas urinarios, preservando la función sexual, de acuerdo a la edad del Paciente.
  • Oncología intervencionista
    La Oncología intervencionista es una parte importante de la especialidad. Aplica desde las biopsias, drenajes, accesos venosos para quimioterapia, embolizacionespre quirúrgicas o hemostáticas hasta la parte terapéutica que es la quimioembolización hepática (QEH), embolización con esferas, embolización con esferas precargadas con citotóxico, etanolización de lesiones hepáticas, entre otras. Usamos las técnicas ya descritas para acceder y tratar multidisciplinariamente estas lesiones. Hoy en día un Paciente considerado como inoperable por el tamaño de la lesión, luego de embolizaciones periódicas puede ser considerado operable.