¿Puede mi bebé ver tablets o celulares?

¿Puede mi bebé ver tablets o celulares?

bebe tablet-01

¿Cuánto tiempo es lo máximo por día?
¿Alteran su desarrollo?
¿Desde qué edad?

El desarrollo de la tecnología trae indiscutibles beneficios para la humanidad, sin embargo, muchos de estos recursos tecnológicos podrían resultar en elementos negativos para el desarrollo de los niños y sus familias.

Muchos padres se preguntan a sí mismos, y a los Pediatras, si es que es “bueno” usar las tablets o celulares con sus hijos, ya que de un tiempo a esta parte, nuestros niños viven dependientes de estos aparatos… y los padres han encontrado en ellos un “recurso” para tener a sus niños tranquilos, o para que coman, o simplemente, para que estén entretenidos…

Es increíble la manera como los dispositivos electrónicos han desplazado a los juguetes de antes, al juego al aire libre, al contacto físico, a la risa grupal, al paseo en bicicleta o patineta… incluso, han reemplazado a la amistad de antes… esa amistad presencial y permanente… y aunque parezca difícil de aceptar, están empezando a alterar incluso los lazos Familiares.

Tampoco se trata de satanizarlos y catalogarlos como elementos negativos y prohibidos para la infancia… la idea es lograr un balance entre ellos y diversas actividades saludables para los niños. No debe existir interferencia con lo siguiente:

– El estudio
– El juego (juego real)
– la actividad física
– La exploración manual
– El sueño
– La alimentación
– La comunicación física directa (socialización cara a cara)
– La familia

La Academia Americana de Pediatría (AAP), en Octubre del 2016, publicó las recomendaciones para el uso de estos dispositivos, según edades, resaltando que lo más importante es que los padres juegan un rol importantísimo como nexo entre sus hijos y los aparatos electrónicos. Deben actuar como mentores y determinar horarios y planificación del uso de los mismos, al mismo tiempo que ayuden a los niños pequeños a entender lo que están viendo.

Recomendaciones de la AAP
  • Menores de 18 meses: no usar dispositivos (a menos que sea con fines de comunicación cuando los padres están lejos)
  • Entre 18 y 24 meses: programas de alta calidad educativa, y bajo la ayuda y explicación de los padres
  • Entre 2 y 5 años: limitar el uso a 1 hora por día (bajo supervisión y guía de los padres, para entender lo que están viendo)
  • Mayores de 6 años: establecer límites y horarios, así como el contenido de lo que los niños ven (que no interfiera con: sueño, actividad física, y conductas esenciales para la salud)

Estamos en una época en que la velocidad de crecimiento tecnológico es impresionante, y queramos o no, nuestros niños están inmersos en esta realidad y son parte de ella. Tampoco se trata de aislarlos y pretender que la tecnología no existe… es y está, y bien utilizada puede ser una gran herramienta.

Guiemos a nuestros hijos, y enseñémosles que hay un mundo allá afuera por descubrir… que es fascinante correr sobre el pasto… Cuéntale sobre tus juegos de la infancia, proponle jugarlos… Canten, bailen, que no tengan vergüenza de abrazar o reír… Diles que visiten a sus amigos, que es mejor que un chat… Diles que las “Caritas Felices” no tienen que ser virtuales… reposen en el suelo… y disfruten el cielo, que es la mejor pantalla que pueden encontrar…

Como ya hemos discutido en artículos previos, el primer año de vida es cuando los niños desarrollan su capacidad visual, el desarrollo de las manos… aprenden a comer alimentos sólidos… y desarrollan el gusto… Es durante estos meses que aprenden a sonreír, reír, sentarse, gatear, ponerse de pie, caminar, y luego a emitir sus primeras palabras… y sin darse cuenta, empieza la comunicación… y poco a poco descubren algo fascinante: hay un mundo por descubrir a través del movimiento… y encuentran otras personas con ganas de conocer y compartir… No los dejes perderse de todo esto, por centrar su atención en un aparato…

Que un dispositivo no sea la herramienta vital que usan para descubrir el mundo… Haz que los dispositivos sean sólo parte de su mundo…

foto mama-02
Por: Dr. Gustavo Rivara – Pediatría Neonatología y Puericultura
Fuente: American Academy of Pediatrics. Recommendations for Children´s Media Use (Oct. 21, 2016)

About the Author
Carola Dongo