¿Mi bebé puede usar chupón?

¿Mi bebé puede usar chupón?

chupon-01

¿Es cierto que es dañino?
¿Condiciona caries? ¿Deforma los dientes?
Mi bebé realmente se calma cuando se lo pongo, y se me hace difícil retirárselo.

Estas son preguntas que nos hacen cada día a los pediatras, y aunque la evidencia está bastante clara, explicaré algunos puntos importantes para que las madres y padres tengan un panorama sin dudas ni confusiones.

El uso del chupón, o “Pacifier” en inglés, es justo eso: “UN PACIFICADOR”, porque los bebés realmente se calman y dejan de llorar, otorgándole a los padres un poco de “PAZ” en los difíciles primeros días de vida del pequeño niño, generando continuamente el dilema de usar o no usar chupón en los bebés pequeños.
Siempre leemos o vemos en internet, foros, redes sociales, revistas, Tv, etc… y hasta en las conversaciones con las amigas, los siguientes mitos/verdades:

• El Chupón deforma los dientes y condiciona caries.
• Previene la Muerte Súbita del lactante.
• No pasa nada si lo usas.
• Podría interferir con la lactancia materna.
• Puede alterar el lenguaje.
• Puede generar otitis en el bebé.

Debido a estos mitos o verdades, describiré uno a uno los factores a tomar en cuenta en relación con el uso del chupón:

En los primeros días del bebé
El chupón no debe ser usado durante el primer mes de vida ya que podría interferir con la lactancia materna, por lo que se recomienda su uso luego de que esté bien establecida la lactancia, lo que ocurre usualmente entre las 3-4 semanas de vida (American Academy of Pediatrics Aap, section on breastfeeding).

El chupón se asocia con menor riesgo de muerte súbita del lactante. Diversos estudios han encontrado una fuerte asociación del uso del chupón con menor incidencia de muerte en los lactantes (puesto al inicio del sueño, mas no si ya está dormido), entre el primer mes de vida y los 12 meses (AAP Task Force on Sudden Infant Death Syndrome 2010-2011).

No aumenta el riesgo de caries dental. Los estudios que buscaron asociación entre caries dental y el uso del chupón son inconsistentes, lo que prueba que no hay una correlación fuerte entre ambos (Sexton S, Natale R. American Family Physician, 2009).

El uso del chupón en recién nacidos prematuros tiene beneficios: provee efecto analgésico durante los procedimientos invasivos (cuidados intensivos neonatales) y, es útil para el entrenamiento oral (entrenamiento del reflejo de succión antes del alta).

Estudios lo comprueban
En Suecia se condujo un estudio muy interesante. Se investigó el efecto del método utilizado por los padres para la higiene del chupón y su relación con alergias futuras. Estudiaron 187 bebés pequeños y fueron seguidos por 18 y 36 meses; fueron separados en 3 grupos según el método utilizado para limpiar el chupón:

• Higiene con agua hervida
• Higiene con agua del grifo (caño, lavadero, etc.)
• Higiene con la succión de la boca de los padres

El grupo de niños, cuyos padres limpiaron el chupón con la boca, tuvieron menos incidencia de asma y eczema. La probable explicación es por la influencia sobre la composición de la flora bacteriana oral del bebé (microbiota), que condicionaría una modulación favorable de la respuesta inmune. Estos hallazgos, que no necesariamente hablan de causalidad, aportan más a la hipótesis de la higiene, que tiene al momento decenas de estudios publicados, y que apoya la idea de que la exposición temprana favorecería a los niños. Esto ya lo hemos discutido en artículos previos, sobre mascotas y, el efecto de las cesáreas sobre las alergias.
El reflejo de succión de tu bebé aparece a fines del primer trimestre del embarazo, pero alcanza madurez (coordinación perfecta entre: succión, deglución y respiración) entre las 36 y 38 semanas. Esto quiere decir que el uso del chupón podría interferir con el aprendizaje y el establecimiento de la lactancia materna en un recién nacido a término. Por esta razón no debe usarse durante las primeras 3-4 semanas de vida.

Conforme va creciendo
El uso del chupón podría asociarse con otitis media aguda. Por lo que se recomienda considerar suspender el chupón durante la segunda mitad del primer año (10-12 meses de edad). (American Academy of Family Physicians, American Academy of Pediatrics).

El uso del chupón luego de los 2-3 años de edad se asocia con mala oclusión dental. Es cierto y sobre todo cuando se usa más de 3 años (American Dental Association, American Academy of Pediatric Dentistry).

¿Cómo se lo retiro una vez que ya se acostumbró a su uso?
Es un gran reto “tratar” de quitarle el chupón a un niño, por lo que, empezaremos diciendo que no es una tarea fácil, y genera ansiedad en los padres y en los niños. La idea es reemplazar el chupón con actividades de distracción como: masajes, música suave, cantarles, mecerlos… o sea, actividades que incluyan el afecto y el vínculo con tu bebé. En los niños más grandes, funciona la distracción con algunos juguetes de su preferencia. Muchos han utilizado soluciones de mal sabor sobre el chupón pero personalmente, no soy partidario de someter a un niño pequeño a dichas prácticas.

Mi recomendación final
No satanicemos al chupón, la idea es saber cómo usarlo, y en qué momento debe ser retirado. Como siempre digo: debemos buscar un punto medio, que no sea el chupón el elemento único que usemos para calmar a nuestros niños. Cargarlos, cantarles o un fresco paseo por el parque puede funcionar más que un dispositivo en la boca.
Trata de ser el mejor pacificador de tu hijo, que se calme al verte, que sonría al oírte, que durante toda su vida sea tu presencia una influencia de calma y paz. No hay nada que el apego, la calma, una sonrisa y el amor, no puedan aplacar.
Una mano acariciando las mejillas de un bebé calman tanto como el mejor de los chupones.

foto mama-02
Por: Dr. Gustavo Rivara – Pediatría Neonatología y Puericultura

About the Author
Carola Dongo