Dr. José Carlos Gutiérrez Lazarte: me gusta llegar al límite

Dr. José Carlos Gutiérrez Lazarte: me gusta llegar al límite

gutierrez2-01

Dr. José Carlos Gutierrez Lazarte, jefe de Cirugía de Cabeza y Cuello de la Clínica Delgado.

A los cuarenta años de edad empezó a correr triatlones y cinco años después acabó escalando montañas en los Andes, y construyendo una nueva familia, con un hijo de tres meses de nacido. De esta manera, el Dr. Gutierrez, nos enseña que nunca es tarde para empezar hacer lo que más nos gusta y vivir plenamente.

“Tengo dos hobbies, uno de ellos es correr triatlones, pero eso lo hago entre tiempo y tiempo. Lo que más me gusta es escalar montañas. Acabo de regresar de estar en el Aconcagua en Argentina, no hice cumbre, me tuve que regresar a los seis mil metros. Pero en agosto de este año me voy al Huascarán y el próximo año me voy a escalar la montaña del Chimborazo.

Es toda una filosofía de vida, al principio creía que porque hacía triatlón podía subir sin problemas dos montañas. Decía no pasa nada. La primera montaña la hice con la justas 5.500 y la segunda ni la intenté. Dije esto no es para mí, muy complicado. Pero luego me quedé con esas ganas de seguir y me enganché. En la montaña tienes esos momentos de soledad, para ti solo, caminar, viendo el cielo, el río, la montaña, es muy bueno y bello. Todos los días en el hospital estoy en un ambiente cerrado y la montaña te da esa experiencia con la naturaleza y en espacios abiertos.

No soy montañista profesional, soy médico cirujano y debo cuidar mis manos. Tengo dos especialidades, una maestría y doctorado, y tengo cincuenta años y hago deportes extremos. Con eso te digo que soy una persona que se exige mucho. Me gusta llevarme al límite. Profesionalmente también soy así, tiendo a ser muy exigente conmigo mismo y también con los que trabajo. En total trabajo de ocho de la mañana ocho de la noche. Además tengo que pasar tiempo con mi esposa y mi hijita de nueve meses.

El montañismo me ha enseñado a aprender a disfrutar las cosas simples y sencillas de la vida, disfrutar una sopa a cinco mil metros después de escalar, tomar un sorbo de agua, dormir en un sleeping viendo las estrellas, esas cosas sencillas antes no las aprovechaba, no las vivía.

Tenemos que decirle a la gente es que nunca es tarde para hacer lo que nos gusta y eso significa, lo que sea. Nunca es tarde para comenzar a hacer cosas. La vida es muy corta y nosotros que hacemos oncología lo vivimos. La vida es muy corta para dejar las cosas que nos gustan para después.

Extracto de la entrevista a nuestro Cirujano de Cabeza y Cuello, el Dr. José Carlos Gutiérrez en la Revista Top Medical.

About the Author
Carola Dongo