La primera visita al(a) Ginecólogo(a)

La primera visita al(a) Ginecólogo(a)

Doctor measuring patients height in doctors office

La mayoría de los niños y adolescentes les incomoda las consultas médicas. El dentista, el oftalmólogo, el pediatra, todos -sin excepción- les provocan un cierto rechazo. A algunos incluso les asusta.
Para las niñas puede significar más incomodidad cuando llegan a la edad en que deben asistir a su primera visita al (a) ginecólogo(a). Si ésta se produce antes de los 10 años, lo más probable es que ni siquiera sepan qué significa esa especialidad de la medicina denominada Ginecología Infantojuvenil. Ya a los 15 ó 16 lo tienen más claro, pues algo han aprendido en el colegio o en conversaciones con la mamá. Pero no por ello les resulta más fácil enfrentarse al reto. Por el contrario, a muchas les causa pánico y hasta vergüenza, ya que se imaginan que enseñarán sus partes más íntimas.

Por ello, antes de llevar a la niña o adolescente a su primera consulta ginecológica, es necesario explicarle de qué se trata esta nueva experiencia. Si no hay un síntoma específico “Los primeros controles servirán para brindar consejerías y educación y verificar el crecimiento y desarrollo de la niña”.

Es muy importante que la niña o adolescente tenga claro que en ningún caso el médico invadirá su privacidad. Sólo así se logrará su cooperación y comprender que la visita al ginecólogo, más que un sacrificio, es algo que la ayudará no sólo en su salud y crecimiento, sino también en su aceptación y autoestima respecto del ser mujer, por cuanto le permitirá conocer su cuerpo y los cambios que éste irá experimentando a medida que se desarrolla.

Es importante reconocer, que la exploración ginecológica de la niña y de la adolescente tiene sus particularidades que la diferencian de la adulta. Ello puede ser motivo de ansiedad para los padres, el médico y, a veces, la paciente. Pocos médicos reciben entrenamiento sobre la valoración adecuada de la normalidad y sus variaciones y los hallazgos patológicos en estas edades.

Doctor selecting contraception for young girl, horizontal

De nuestra experiencia podemos decir que la principales patologías en el área ginecológica que afecta a niñas y adolescentes  están relacionadas con las malformaciones congénitas del aparato reproductor, la vulvovaginitis infantil, el abuso sexual,  las alteraciones del ciclo menstrual y del desarrollo de la pubertad, pero también la consulta puede ser el espacio más propicio para brindar información sobre autoestima, asertividad, sexualidad que les permita prevenir conductas de riesgo que podían tener consecuencias como los embarazos, las infecciones de transmisión sexual y otros problemas relacionados con la salud reproductiva.

Debido a la necesidad de crear sus propios estilos de vida, los adolescentes tienen actitudes y prácticas que pueden dejar marcas indelebles en su futuro. Por ello, los cuidados de la salud del adolescente pasan a ser una prioridad, en la medida en que los hábitos saludables que adquieren tempranamente repercute sobre la población en general, tanto así que se afirma que la salud y la educación de los adolescentes y jóvenes es la llave para el desarrollo social, económico y político de los países como el nuestro. Particularmente la Salud Sexual y Reproductiva constituye un eje específico de intervención cuanto más temprana sea posible, puesto que de ella depende en gran medida la salud mental  y el crecimiento óptimo del adolescente y lograr así el desarrollo integral de la persona

foto mama-02
Por: Dra. Milagros Sánchez – Ginecología Infantojuvenil

About the Author
Joyce Barrantes