¿Problemas de fertilidad? Ahora podemos ayudarte

Los problemas de reproducción afectan alrededor de 15% a 20% de parejas en edad reproductiva en el Perú. Solo entre 2009 y 2013, se diagnosticaron poco más de 70 mil casos de infertilidad de acuerdo a reportes del Ministerio de Salud, es por eso que la fertilidad de la mujer y del hombre son considerados problemas de salud pública.

La infertilidad se define como la incapacidad del sistema reproductivo de lograr un embarazo clínico después de 12 meses de relaciones sexuales no protegidas, según el Glosario de terminología en Técnicas de Reproducción Asistida. Sin embargo, si una mujer tiene más de 35 años es conveniente que visite al médico después de 6 meses de intentar tener un bebé sin resultado.

La salud reproductiva tiene que ver con una sexualidad responsable, satisfactoria y segura, así como con la libertad de tener hijos cuando se desee, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). ¿Qué sucede entonces cuando por razones médicas la fertilidad de una mujer es afectada y no puede tener hijos? ¿Qué opciones respaldadas por la ciencia tienes?

“Las Técnicas de Reproducción Asistida son todos los tratamientos o procedimientos que incluyen la manipulación tanto de ovocitos como de espermatozoides o embriones humanos para el establecimiento de un embarazo. Esto incluye, pero no está limitado sólo a, la fecundación in vitro y la transferencia de embriones, la transferencia intratubárica de gametos, la transferencia intratubárica de cigotos, la transferencia intratubárica de embriones, la criopreservación de ovocitos y embriones, la donación de ovocitos y embriones, y el útero subrogado”

Organización Mundial de la Salud .

La conservación de la fertilidad tiene que ver con la preservación de óvulos, espermatozoides o tejido reproductivo para que una persona pueda utilizarlos para tener hijos biológicos en el futuro a través de diversas técnicas. Pero vamos en orden: ¿qué personas pueden beneficiarse de estos métodos de preservación de la fertilidad?

De acuerdo con el Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NIH), las personas con ciertas enfermedades, trastornos y que hayan sufrido eventos de la vida que puedan haber afectado su fertilidad son aquellas que pueden acceder a estos métodos.

Algunas de ellas son las siguientes:

  • Quienes quieran postergar la llegada de los hijos.
  • Quienes están por recibir tratamiento por cáncer (radioterapia y/o quimioterapia).
  • Quienes están por recibir tratamiento por una enfermedad autoinmune, como el lupus.
  • Quienes tienen una enfermedad genética que afecta la fertilidad futura.
  • Mujeres con endometriosis.
  • Quienes hayan estado expuestas a sustancias químicas tóxicas en el lugar de trabajo o durante el servicio militar.

¿Cuáles son los métodos de preservación de la fertilidad?

En este punto hay que aclarar que tanto la fertilidad de una mujer como la del hombre pueden presentar problemas. Por lo tanto, existen métodos de preservación de la fertilidad para cada uno. A continuación se enumeran y describen los más importantes según la American Society of Clinical Oncology.

En hombres

Criopreservación de esperma. También llamada banco de esperma, es uno de los métodos más efectivos. Consiste en congelar y almacenar el esperma para usarlo en el futuro. El proceso que se realiza se llama criopreservación.

También existe la posibilidad que en la actualidad está siendo desarrollada de Criopreservación de tejido testicular, la misma que consiste en la extracción, congelamiento y almacenamiento del tejido testicular, que luego se coloca nuevamente en el cuerpo, sobre todo después de algún tratamiento agresivo contra enfermedades como el cáncer.

En mujeres

  • Criopreservación del embrión. Luego de extraer los óvulos, se realiza una fertilización in vitro, para luego congelar los embriones. Se trata del método más común y exitoso para preservar la fertilidad de una mujer.
  • Criopreservación de ovocitos. Se recolectan y congelan ovocitos no fecundados que permitirá disponer de una fuente de células reproductivas femeninas para el desarrollo de fertilización in vitro y otras biotecnologías relacionadas.

Existe también la posibilidad de congelar el tejido ovárico (Criopreservación de tejido ovárico). La congelación del tejido ovárico implica la extracción del tejido en forma quirúrgica para ser preservado a través de un método que se conoce como vitrificación en nitrógeno líquido a una temperatura -196 C°.

Esto se hace en aquellas mujeres que por la naturaleza del tratamiento que van a recibir, podrían ver afectada la producción hormonal a edades muy tempranas. Posteriormente al tratamiento recibido, este tejido se reinserta en la persona (autotrasplante) a fin de conservar la producción hormonal natural de una mujer. Si esta preservación se da en una niña, el trasplante autólogo se realiza cuando llegue la edad de la pubertad para conservar su desarrollo hormonal y reproductivo.

A medida que la mujer alcanza posiciones de desarrollo profesional, muchas veces tiene que tomar la dura decisión entre la maternidad y desarrollo personal. Estas técnicas de preservación de la fertilidad le brindan a la mujer la posibilidad de conservar su capacidad reproductiva para el futuro cuando ella así lo decida.

Con los avances de la ciencia, hay cada vez un número mayor de hombres y mujeres jóvenes que sobreviven a enfermedades como el cáncer o enfermedades autoinmunes cuyos tratamientos los exponen a un daño grave en sus expectativas de una gestación futura, agotamiento completo de sus células reproductivas y pérdida permanente del potencial de fecundación.

Es por ello, que en Clínica Delgado Auna estamos comprometidos con tu salud y la prevención, y estamos desarrollando las técnicas de reproducción asistida y preservación de la fertilidad con los mayores avances tecnológicos disponibles en la actualidad.

Recuerda que para evitar cualquier enfermedad, es necesario un cambio en el estilo de vida. Hacer actividades físicas, alimentarte mejor y evitar los excesos producirá un cambio y disminuirá tu riesgo de sufrir problemas de fertilidad y otras enfermedades.

Referencias:

Organización Mundial de la Salud (2020). Salud reproductiva. Recuperado de: https://www.who.int/topics/reproductive_health/es/

Mayo Clinic (2019). Preservación de la fertilidad: comprende tus opciones antes del tratamiento oncológico. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/getting-pregnant/in-depth/fertility-preservation/art-20047512

Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (2020). ¿Qué es la conservación de la fertilidad? Recuperado de: https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/infertility/informacion/conservacion

American Society of Clinical Oncology (2020). Preservación de la fertilidad. Recuperado de: https://www.cancer.net/es/investigaci%C3%B3n-y-defensa/recomendaciones-de-tratamiento-y-atenci%C3%B3n/preservaci%C3%B3n-de-la-fertilidad

Ministerio de Salud, MINSA (2018). Boletín estadístico del Instituto Nacional Materno Perinatal.

Por Dra. Jeanette Marchena

Ginecóloga

Artículos Relacionados