Los beneficios de la lactancia materna

‘Oro blanco’ le llaman con toda razón. Y es que la leche materna es y sigue siendo el mejor alimento para un recién nacido. Así lo dejó en claro el doctor Gustavo Rivara, pediatra neonatólogo de Auna, en su charla virtual sobre lactancia materna.

Los beneficios de la lactancia materna

No solo reduce la mortalidad infantil: la lactancia materna tiene beneficios que duran toda la vida. Por eso, según la OMS, durante los primeros seis meses lo más recomendable es la lactancia materna exclusiva.

Hay muchas razones por las que la leche materna es lo mejor para un ser humano. Según el dr. Rivara, se trata del único alimento durante los primeros seis meses de vida.

Por otro lado, la leche materna tiene entre sus componentes la lactosa. Este carbohidrato es importante porque provee hasta el 50% de las calorías de la leche humana.

Así, la leche humana tiene hasta un 7% de lactosa; esto, comparado con la leche de la vaca, cabra y oveja que tienen entre 4 y 5%.

Pero ¿qué otras diferencias hay con la leche de vaca entera? ¿y con la leche de fórmula infantil? A continuación, algunos datos.

¿Por qué un recién nacido no debe tomar leche de vaca entera?

Porque la leche de vaca está hecha para las crías de la vaca y tiene la composición adecuada para ellas. Mientras que la leche humana tiene una composición adecuada para un bebé humano.

Para que un bebé tome una fórmula, que proviene de la leche de vaca, ésta tiene que ser modificada. Se tiene que convertir la leche de vaca en una leche compatible con la leche humana.

La industria modifica ciertas características de la leche de vaca para hacerla tolerable para un bebé humano. Una de ellas es la cantidad de proteínas:

“La cantidad de proteínas de la leche está relacionada con la velocidad del crecimiento de la cría”, explica el dr. Rivara.

Por eso, la leche de vaca contiene hasta 35 gr. de proteínas por litro, cuatro veces más proteínas que la leche humana: 9 gr. Y es que los terneros crecen realmente rápido.

Por si fuera poco, la composición de las proteínas en ambas leches es muy diferente.

La leche de vaca está compuesta mayoritariamente por caseína, proteína que promueve el crecimiento de la estructura corporal. Mientras que el resto de proteínas que contiene son de alto valor biológico y conforman el suero de la leche.

La leche humana es totalmente a la inversa: predominan el suero y las proteínas de alto valor biológico, vs. la caseína.Y esto es exactamente lo que necesitan los bebés humanos.

¿De qué está hecha la leche de fórmula?

La fórmula estándar proviene de la leche de vaca y contiene alrededor de 13 a 14 gr. de proteínas por litro de leche. Estas son aún más proteínas por litro que la leche humana.

Asimismo, la fórmula está compuesta por caseína en un 40% Vs. 20% en la leche humana. Y por alfa lactoalbúmina (proteína del suero) en un 11% Vs. 27% en la leche humana.

La fórmula viene evolucionando para parecerse cada vez más a la leche humana. Sin embargo, todavía no brinda todos los beneficios que necesita un bebé. Conoce aquí todas las ventajas y diferencias entre la leche materna y fórmula.

Lactancia biológica en mamíferos

Los chimpancés lactan entre cuatro y cinco años; los gorilas, entre tres y cuatro años. Los humanos, biológicamente, están hechos para lactar entre tres y cuatro años.

No obstante, indica el dr. Rivara:

“La decisión sobre el tiempo de lactancia materna corresponde única y exclusivamente a cada familia”.

Cada madre toma las decisiones en base a muchos elementos que tiene en su entorno y en ella misma. No debe ser criticada ni juzgada por nadie. Todo lo que haga una mamá en defensa de su hijo y su bienestar, está bien.

Haz clic aquí para ver el calendario de alimentos de un recién nacido hasta el primer año.

H2 ¿Cómo saber si el bebé está alimentándose bien?

Eso depende de varios factores y no solamente del peso del niño, explica el dr. Rivara. Se debe tomar en cuenta si el niño orina y presenta deposiciones. También se debe ver el estado general: si está hidratado y tiene buen color.

Sobre la frecuencia de las deposiciones del bebé, éstas pueden ser muy variables. Un bebé pequeño podría tener defecar ocho veces al día, una vez al día o una vez cada cinco días. Y es que el intestino aún está en proceso de maduración.

“Si el estado del niño es bueno en general y sigue eliminando gases, entonces está bien”, comenta el dr. Rivara. No se trata de cada cuánto tiempo hace deposiciones: se deben tomar en cuenta otros síntomas; por ejemplo, estómago distendido o dolor.

Mantente alerta a la información falsa sobre la lactancia materna.

Lactancia materna y sueño del bebé

La nutrición también determina el sueño del bebé. De hecho, la leche materna que se produce en la noche tiene melatonina, una neurohormona que mejora la calidad del sueño.

Si tienes reservas de leche (banco de leche), el dr. Rivara recomienda marcarlas según la hora de extracción. “Si tienes un banco de leche y le das leche del mediodía en la noche, no lo vas a dormir”, comenta.

Finalmente, el dr. Rivara explica que el bebé nace con el ciclo circadiano de la madre. “Por eso en la gestación también hay que tener orden: dormir temprano y levantarse temprano” indica. Así será un poco más sencillo regular el sueño del bebé durante los primeros meses. Ingresa aquí para conocer más consejos y hacer que tu bebé duerma toda la noche.

 

MOMENTOS CLAVE PARA LAVARSE LAS MANOS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que miles de personas mueren diariamente en todo el mundo a causa de infecciones contraídas mientras reciben atención sanitaria. Al visitar un hospital, es vital mantener una correcta higiene de manos para evitar la transmisión de gérmenes, tanto si somos pacientes o profesionales de la salud.

El CDC de Estados Unidos recomienda lavarse las manos:

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Antes y después de cuidar a alguien en su casa que tenga vómitos o diarrea.
  • Antes y después de tratar una cortadura o una herida.
  • Después de ir al baño.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de tocar un animal, alimento para animales o excremento de animales.
  • Después de manipular alimentos o golosinas para mascotas.
  • Después de tocar la basura.
  • Si tiene las manos visiblemente sucias o engrasadas.

A esta lista se debe agregar algo que hemos escuchado mucho estos días. Debemos lavarnos las manos de inmediato luego de sonarse la nariz, toser o estornudar. Si no se cuenta con jabón a la mano, un desinfectante de manos que contenga por lo menos 70% de alcohol puede funcionar.

El CDC de Estados Unidos propone conocer la diferencia entre usar agua y jabón para lavarse las manos y utilizar un desinfectante para manos. Al lavarse con agua y jabón eliminamos y removemos los microbios de las manos, mientras que al utilizar un desinfectante a base de alcohol también matamos a los microbios, pero estos podrían permanecer en las manos

Es importante resaltar que, aunque la leche materna es lo mejor que existe, las fórmulas infantiles pueden ayudar a muchas familias.

Hay personas que realmente tienen problemas de lactancia. Hay situaciones clínicas como la prematurez, las infecciones, las complicaciones del post parto que hacen que la fórmula pueda salvar una vida.

De hecho, en el pasado, un niño podría haber fallecido por el fracaso de la lactancia o por condiciones clínicas agudas. Hoy en día, las fórmulas, bien utilizadas, pueden beneficiar a familias en situaciones diversas.

Recuerda que no estás sola. Si tienes problemas con la lactancia, en Auna hay todo un equipo multidisciplinario de especialistas listo para ayudarte: la asesora de lactancia junto con el médico pediatra, el gineco-obstetra, la obstetra, la enfermera y la técnica de enfermería, trabajan de la mano para apoyarte durante el proceso.

Y, si quieres aprender más sobre las técnicas de lactancia ¡mira este video!

Referencias:

OMS. Salud de la madre, el recién nacido, del niño y del adolescente. Lactancia materna. Recuperado el 2020 de:
https://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/newborn/nutrition/breastfeeding/es/

UNICEF (). Mitos y realidades de la lactancia materna
https://www.unicef.org/Mitos_de_la_lactancia_materna.pdf 

Asociación Española de Pediatría (2012). Recomendaciones sobre lactancia materna del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría
https://www.aeped.es/comite-nutricion-y-lactancia-materna/lactancia-materna/documentos/recomendaciones-sobre-lactancia-materna

Por Dr. Gustavo Rivara Dávila

Pediatría, Neonatólogo

Artículos Relacionados