ÚLTIMAS NOTICIAS

Artículos

25 Sep 2018

17 de Abril: Día mundial de la Hemofilia

La hemofilia es una enfermedad genética, por la cual la sangre no coagula normalmente, por esto, las personas con hemofilia usualmente sufren de sangrados incontrolables por heridas, a simple vista inofensivas, al igual que hemorragias internas en articulaciones, músculos y órganos que pueden causar dolores extremos e incluso pueden resultar siendo fatales.

Existen dos tipos de hemofilia: El A y B, siendo el más frecuente la A, que afecta al 85% de la población total de pacientes con hemofilia, diferenciadas por el factor coagulante insuficiente en cada uno.

La hemofilia es un desorden hereditario ligado al cromosoma X, por lo tanto la padecen prioritariamente hombres y niños, siendo muy poco frecuente en mujeres. En Perú, la Asociación Peruana de Hemofilia (ASPEH) registra 835 casos, de los cuáles 709 son tipo A y 126 son tipo B, pero al comprobarse que la incidencia suele ser de 1 caso por cada 10.000 habitantes, se confirma que miles de peruanos padecen este mal pero no lo saben.

La hemofilia no tiene cura y afecta a quienes la sufren durante toda su vida. Por ser una enfermedad genética, es una condición que se tiene desde el momento de nacimiento, aunque en raras ocasiones se puede desarrollar por factores externos u otras enfermedades.

El ejercicio físico puede ayudar a fortalecer los músculos protegiendo así a las personas con hemofilia de hemorragias espontáneas y daños en las articulaciones. Deportes como natación, bádminton, ciclismo y caminata son beneficiosos para los pacientes.

La Asociación Peruana de Hemofilia (ASPEH) capacita a los familiares y pacientes en prevención de accidentes y tratamiento de los casos de hemofilia. Asimismo, tiene como objetivo verlar por los derechos de los pacientes a un tratamiento adecuado y a que reciban sus medicamentos a tiempo.

Fuente: Asociación Peruana de Hemofilia