Alimentación infantil en la cena navidad

Alimentación infantil en la cena navidad

Cute Boy eatting his part of turkey at Christmas Dinner

 

A todos los niños les encanta la navidad, desde los regalos de papá Noel hasta el encuentro con los primos y la familia, pero sobre todo la deliciosa comida de la famosa cena navideña. Es en ese momento en el que los excesos y comilonas podrían causar problemas tales como empachos o indigestiones, gases, nausea, vómitos hasta diarreas.

Lo ideal es buscar un equilibrio y evitar los excesos durante la cena. Para ello propongo 10 consejos alimentarios para que los niños disfruten de las fiestas:

  1. Usted es un ejemplo para sus hijos. Si come en exceso durante la cena navideña los niños también querrán hacer lo mismo, ya que tienden a imitar los hábitos alimenticios de sus padres. Así que cuide lo que coma y de el ejemplo.
  2. Prepare platos más saludables. Trate de cocinar platos saludables a base de verduras, cereales integrales y cárnicos bajos en grasas. Para el postre ofrezca frutas en vez de dulces.
  3. Ayude a escoger los alimentos. Cuando llegue la hora de servirse acompañe a su niño y enséñele a escoger los alimentos que pondrá en su plato. Lo ideal es que medio plato sean verduras, un cuarto del plato sean cereales (por ejemplo, arroz) y el otro cuarto algún cárnico (pavo, carne, pollo, pescado). De esa manera tenemos un plato con los tres grupos de alimentos.
  4. No le llenen el plato hasta arriba. Aunque sea navidad debe medir las porciones, pues hay que respetar la cantidad de comida que el niño debe comer.
  5. Busque el equilibrio. Durante la cena es importante que haya un equilibrio en las comidas. Comiendo pequeñas porciones se puede evitar el empacho.
  6. Controlar el azúcar. Sí decide darle dulces a su niño intente racionar los que le vayan a dar, ya que el exceso podría causarles indigestión.
  7. Ofrezca agua. Es normal que durante la cena estén presentes las bebidas azucaradas como las gaseosas o jugos artificiales. Ofrezca agua o jugos de frutas naturales sin azúcar.
  8. Disfrute la comida. Ensénele al niño a comer despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos.
  9. Promueva el juego. Para tratar de compensar el exceso de calorías ingeridas en la cena promueva alguna actividad física de grupo. Evite que el niño se quede sentado toda la noche.
  10. Evitar el “estómago vacío”. Es recomendable que los niños no vayan con el estómago vacío a la cena de navidad, pues así será más difícil controlar el tipo y la cantidad de comida.
  11. Fomente el espíritu navideño. La comida y la bebida no deben ser el centro de la cena navideña. Lo importante es compartir con los seres queridos las tradiciones de navidad.

Disfrutemos en familia de estas fiestas, seamos felices comiendo. Recuerden escoger siempre lo más saludable.

foto mama-02
Por: Dra. Mónica Giacchetti – Nutrición

About the Author
Joyce Barrantes